El precio del vino, sin que te den gato por liebre

Hace poco, un compañero de trabajo que acababa de comprar algunas botellas de un tinto joven de pequeña producción y vendimia manual seleccionada, me comentó que para ser un tinto joven, le parecía un poco caro. Me resultó un comentario curioso porque su precio (que me consta que es ajustado), estaba por debajo de 10 eur, que suele ser un límite muy utilizado para publicar listas de vinos con buena relación calidad-precio. También es verdad que lo comparaba con otros vinos que había comprado en supermercados, de producción industrial, y se me ocurrió que sería buena idea detallar cuáles son los principales factores que influyen en el precio de los vinos.

 

A menudo, un vino más caro tiene unas características que otros no tienen

Como consumidor, es lógico planteárselo: si encuentro vinos a 2 eur y no están mal, ¿por qué por otros se pagan 20 eur ó 200? Ya sabemos que a ciertos niveles, no hay justificación. Simplemente se trata de la ley de la oferta y la demanda y si la producción está bien posicionada y es escasa o menor que lo que se demanda, al final el precio depende del poder adquisitivo de los compradores. Otras veces, pagamos más porque el vino aparece anunciado en una revista de élite o en la portada de un periódico. Pese a que eso no lo hace mejor vino, la realidad es que percibimos calidad por las marcas o incluso por una buena imagen, y en mayor medida, estamos dispuestos a pagarlo si se trata de algo que compramos para otros a modo de regalo.magazine-el-mundo1

Pero dejando a un lado esos casos más elitistas, o de marcas, o de imagen, que también se dan en cualquier otro tipo de productos, y que todos conocemos, está claro que cuando pagamos más por un vino, en la mayoría de los casos, es porque posee unas características que otros, más baratos, no tienen. Por eso, lo ideal es saber qué se paga en cada caso y luego decidir, si como consumidores, nos compensa la diferencia de precio o no.

El tamaño de la bodega influye

Es el factor que ya mencionaba al principio. Una bodega grande, de producción industrial, enfoca sus ventas a cantidad más que a calidad. Son elaboraciones que buscan materia prima muy barata, a menudo de diferentes procedencias / propietarios, y por tanto de cultivo y tratamiento previo a la llegada a la bodega, poco controlado.

toledoajenjoprensandouvas_15porcientoEso junto a las economías de escala, les permite lanzar precios más reducidos.  En los supermercados puedes encontrar montones de marcas procedentes de auténticas factorías de vino, que más que elaborarlo, lo fabrican orientados a optimizar recursos, y por ende, buscando la mayor producción de uva posible en sus cepas. Por el contrario, una bodega pequeña tiene costes más elevados de elaboración pero también suele cuidar la uva desde la viña, y puede garantizar todo el proceso de elaboración desde el cultivo. Las pequeñas producciones, en la mayoría de los casos, para diferenciarse del resto, están orientadas a vinos de mayor calidad: procedimientos más artesanales, con uso de menos aditivos químicos, mejores uvas, etc. Además, las pequeñas producciones, tienen un valor añadido de exclusividad, precisamente, por el reducido número de botellas que elaboran de cada añada.

La calidad de las uvas cada vez tiene más protagonismo 

La calidad de las uvas (muy relacionada con el factor anterior), debería ser la clave a la hora de producir y/o elegir un vino aunque tradicionalmente, se le ha dado más importancia al tiempo de crianza en barrica que a la uva. Por suerte, los productores en la actualidad, son más conscientes del papel tan relevante que tiene la materia prima en la obtención de un buen vino. Es por ello que han empezado a trabajar mucho más en esa primera fase de cultivo, en la viña, a fin de obtener uvas con mayor concentración de sabor y calidad.

Vineyard_RED

Cada vez se aplican más las podas en verde, que reducen la cantidad final de uvas que produce cada cepa. De ese modo, si se reduce a la mitad la producción normal de una cepa joven, cada uva llevará el doble de los nutrientes que la planta absorbe por sus raíces, será más sabrosa, y en consecuencia, el vino que de ellas se obtenga, también quedará más concentrado. Para ello, el productor habrá tenido que emplear recursos económicos en la realización de la poda (suelen hacerse unas 2 podas) y habrá perdido la mitad de los kilos de uva que podría haber cosechado sin podas. Un ejemplo claro de cómo la cantidad va en contra de la calidad.

El tipo de cultivo, que ahora se certifica 

Concienciados del uso excesivo de agentes químicos que se han venido aplicando en los cultivos alimentarios, los consumidores cada vez se van decantando más por opciones que se perciben más saludables: vinos ecológicos, de garaje, biodinámicos, naturales…., todos ellos requieren mayor coste de producción y/o certificación del procedimiento seguido, aunque también estamos cada vez más dispuestos a pagarlo.

MontañaDeSimonsberg_33

La vendimia manual es más cara que la mecánica 

Tradicionalmente la vendimia se realizaba siempre a mano y a pleno sol, aunque en la actualidad, para reducir costes, muchas bodegas optan por vendimiar de forma mecánica, en cuyo caso, la mayoría de las uvas quedan rotas, otras ya van en forma de mosto y junto a ellas se recogen hojas, restos de raspón y otros elementos que se encuentren en las cepas. El problema puede darse si se producen reacciones químicas incontroladas en el mosto (bioquímicas, enzimáticas, oxidación de compuestos fenólicos y crecimiento microbiano) que afecten negativamente en la calidad de los vinos. La recolección a mano resulta más cara pero los racimos se cortan enteros de forma que si el transporte se hace en cajas pequeñas para evitar que se rovendimianocturnampan por la presión, las uvas consiguen llegar a la bodega enteras, evitando posibles reacciones químicas no controladas.

Por otro lado, si la vendimia se hace durante la noche, cuando la temperatura ambiente es más fresca, supone mayores costes pero la uva llega a los depósitos a una temperatura más baja, lo cual, además de suprimir reacciones químicas de tipo microbiano, también permite obtener mejores resultados de la maceración en frío (aromas y sabores frutales).

 Existen diferentes opciones de elaboración y crianza 

Vinosensis.com, en un artículo sobre el tema, destaca las siguientes técnicas que mejoran la calidad del vino, pero que en consecuencia, también lo encarecen:

Elaboración con gravedad: “Las bombas son perjudiciales para la calidad del vino, Todo lo que sea evitar su utilización durante la elaboración del vino ayuda a preservar la calidad del producto final. Lo natural es utilizar la fuerza de la gravedad y estructurar la bodega de manera tal que se recepcione la uva en una altura determinada y a medida que van realizándose los procesos de vinificación vamos bajando niveles”

La Boreal: ”técnica utilizada por cada vez más bodegas para la elaboración de vinos jóvenes de calidad con la que se consigue mejor extracción de aromas y una fermentación homogénea”. Consiste en aplicar gas congelado en estado líquido después del prensado y antes de la fermentación.

Crianza en barrica: es el proceso más generalizado e implica un coste importante en la elaboración de un vino. “Consiste en la guarda del vino durante un periodo determinado en barricas de madera de para alterar el sabor y las cualidades del vino”. La crianza en madera es relativamente antigua. 4714_RaulBarricas_4_800x500Su uso comenzó cuando se detectó que la madera soportaba mejor que las tinajas de barro, el transporte de vinos en los barcos, lo cual además, cambiaba su sabor y mejoraba su longevidad. Debido a aquella utilización, la barrica más extendida ha sido durante mucho tiempo la bordelesa (225 litros), que era manejable para carga y descarga de los barcos. No obstante, en la actualidad dicho tamaño de barrica ha ido perdiendo terreno en favor de otros más grandes, que permiten mantener el protagonismo de la uva y sus matices, alterando menos el resultado final. A partir del quinto año, las barricas dejan de aportar tanicidad (importante a la hora de darle guarda al vino) y sabor, por lo que si se buscan sus efectos, hay que renovarlas y no son baratas (una barrica de roble francés de 225 litros puede costar unos 1.000 euros).

Depósitos de cemento ó terracota: son materiales que se utilizaban antaño, y se están rescatando con el fin de mantener en el resultado final la frescura del vino y sus matices de fruta (los cuales no pueden preservarse en una crianza en madera).depositoscementovino

Otras elaboraciones: a veces el productor, a pesar de que le suponga un coste adicional, se arriesga a hacer una elaboración diferente, para sorprender al consumidor habitual y/o captar nuevos. Por ejemplo, actualmente se apuesta por vinos blancos más complejos con crianza en sus propias lías y/o madera (como Blas Muñoz Chardonnay) y algunas bodegas apuestan por nuevos estilos, como la recuperación de la uva garnacha, que si no procede de cepas viejas, ofrece estupendos vinos tintos más elegantes y ligeros, pero que en el pasado fueron denostados porque tenían menos cuerpo que los de otras variedades (ése es el caso de Magnolia Garnacha, que además, también rompe aplicando una sola fermentación).

La edad de la viña: cuanto más vieja, menos produce  

Aunque una cepa puede alcanzar cientos de años y como dice el refrán “viña vieja bien frutea”, las bodegas que buscan maximizar su producción, suelen arrancar las viñas o “cepas viejas”, a partir de los 25 años, para replantar nuevas. El motivo es que a partir de esa edad, aproximadamente, es cuando empiezan a rendir menos.cepa-gredos_centenaria Sin embargo, quienes persiguen la elaboración de vinos de calidad, aprecian más las cepas viejas, no sólo porque de forma natural producen menos cantidad sino porque al tener más raíces y más profundas (nunca dejan de crecer), troncos más gruesos y mejor adaptación al suelo y su entorno, sus bayas son de mayor riqueza. Tanto es así, que las viñas centenarias pueden dar menos de 1 kg por cepa, pero son las que los bodegueros suelen reservar para sus mejores (y a menudo, más caros) vinos. Muestra de ello es el Aurum Red, tinto, que actualmente es el vino más caro del mundo y procede de viñas centenarias.

La historia que cada vino tiene detrás 

Es un valor en alza para los vinos, que cada vez aprovechan más quienes los comercializan. La oferta de buenos vinos es muy amplia y los gustos y connotaciones muy diversos. A veces, un vino nos enamora incluso antes de probarlo, al conocer la autenticidad de su historia (quién lo ha hecho, cuál es su motivación, cómo es la zona de elaboración). La historia que tiene detrás puede ser tan importante como el propio vino. Al fin y al cabo, el vino lo solemos consumir en reuniones con amigos, celebraciones, y resulta aún más valioso cuando lo que compartes tiene una historia atractiva detrás que contar y con la que identificarte, que convierta al vino en algo más singular y/o auténtico que el resto. De hecho, unas de las claves de bodeboca.com es que ha sabido captar y presentar los vinos así, acompañándolos de su interesante historia.

El origen de las uvas importa

Existen zonas geográficas que han trabajado durante muchos años, en conjunto, la imagen de marca y han conseguido un lugar de privilegio en nuestras mentes de consumidor, de forma que no nos importa pagar más por sus vinos, pues los percibimos con mayor valor (Rioja, Ribera de Duero, Cava, Priorato). Bien es cierto que en casi toda España se producen vinos de gran calidad, aunque su presencia en el mercado pueda ser más reciente o hayan destinado menos presupuesto a actividades de marketing.vinedomagnoliawines_25percent

Quizás la mayoría nos guiamos por casi todos los factores descritos más arriba, aunque hay quien elige y paga más sólo por vinos de crianza en barrica, o por denominaciones de origen concretas, o de cultivos ecológicos o elaboraciones de garaje de producciones reducidas. Lo importante es conocer y valorar adecuadamente lo que conlleva cada uno, y pagar por lo que de verdad nos convenza y seduzca, sin que nos den gato por liebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *