THE TURNING POINT. (Capítulo 2)

(Historia de una cata serpentina entre mujeres)

Cap. 2 Preludios

En la anterior entrega, vimos el escenario donde se iba a llevar a cabo un duelo de cata de vinos entre dos wine-star.

drink-654938_960_720

Olfato Decisivo 2 sale al escenario y se desborda Mustang Sally, tan gentil y radiante,  viste  un traje de negro raso, sobre su escote,-diminutas pecas-, descansa un  collar de perlas falsas y circundan sus brazos, entre cobrizos y duraznos, pulseras de plata amortiguada. Negra cabellera  le hiere hasta los hombros y sus labios trepidan, levemente rosados. Para asustar, en fin, un par ojos profundos y una nariz brillante.

Sur-Sur brota casi a la vez, antagonista,  salta al estrado como una  Pussy Cat cualquiera, con su melena rubia inunda y nos excede,  como si, por la gran ventana del mundo, se colara, de súbito,  la esbelta primavera. Tiene la cintura candeal y unos senos turgentes y rotundos, y lleva puesta una camisa de algodón, tejanos de marca y ajustados y unas zapatillas de correr. Sonrisa y optimismo, y una nariz brillante.

(La noche anterior a la cata, un amigo del Flaco que atendía por  Atanasio  Carabaña, experto en brandys y aficionado al teatro, había coincidido en  El 9, ese bar predilecto y sin niños, cercano al lugar del evento, con la jovencísima Azucena Rubio, a la sazón último   fichaje del grupo de las Picas. Atanasio llevaba ya tres copas de Larios 1866, mientras rumiaba su ruinosa situación moral y financiera cuando fijó sus ojos en  ella al darse cuenta de que le estaba sonriendo desde la esquina de la barra. A los dos minutos  hablaban de la cata. Luego de dos copas extra, Azucena comenzó a sonsacarle y finalmente le propuso un trato.)

eve-1071354_960_720

El escanciador del evento, conocido por Rodrigo el Valiente, sube al escenario con negro pantalón, bruna chaqueta, camisa inmaculada  y una pulida corbata de lazo,  responsable de conducir la ceremonia frente al público saluda con besos dobles a las contendientes que, impasibles, le sostienen la mirada con instruida  frialdad profesional.

Tiene en su mano, cubierta con una funda negra, una botella, de hombros bajos y paredes preñadas, vidrio oscuro y pesado, con el cuello algo más largo que su hermana borgoñona y un acentuado relieve cóncavo en el culo.

dom-pierre-perignonRodrigo el Valiente decide, por fin,  descubrir el líquido espumoso, girando suavemente con su mano izquierda la base de la botella y sosteniendo con la otra el corcho romo al que ha liberado de la malla y que es vencido en un momento, sin ruido y sin haber conseguido dar paso franco a la dorada espuma. Para ello ha inclinado la botella 45º conocedor de la menor presión que esto supone, viejo truco para evitar el “pum” y la cascada de hortera efervescencia. La corrección ante todo, piensa. ¡Qué horror, romper las hermosas fraternidades entre el carbónico y el vino!  piensa de nuevo. Sabe de sobra que las perlas de este líquido son las burbujas y que abriendo bien la botella,  serán más finas y con un  mayor ánimo de persistir cuando acaben en la copa. Luego sirve, en dos tiempos, un tercio de volumen en la copa de cada concursante y a los pocos segundos, otro tanto.

 

images(Azucena se acerca a Atanasio y le susurra un mensaje al oído -ahora están sentados alrededor de una mesa en el fondo del bar- “Solo tienes que seguir mis instrucciones, sencillas y sin riesgo para ti – y mañana por la tarde habrás ganado una pasta”. Como adelanto toma, cógelo- Atanasio, desde sus ojos vidriosos piensa que está sin un euro y un poco harto de ser nadie. Casi sin darse cuenta su mano derecha se extiende bajo la mesa y toma el sobre ligeramente abultado que le ofrece Azucena.)

Sur-Sur esboza una leve sonrisa inhaladora. Olfato Decisivo 2 avanza la nariz en su copa y entorna los ojos. Parece fácil. Por si acaso las dos se abstienen de abanicar el caldo. Nivel. Van a catar un espumoso y el carbónico desprendido es suficiente para apreciar. Luego prueban ambas casi a la vez. El silencio en la sala es total y algunos ya imaginan cómo las burbujas en las bocas jugosas y excitantes de las dos duelistas van a ir deshaciéndose sin hincharse para fundirse en una elegante viscosidad….

(Continuará)

Un comentario en “THE TURNING POINT. (Capítulo 2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *