¿Qué sabes de los espumosos españoles?

Sólo se consideran vinos espumosos, aquellos que conservan de forma natural su gas (anhídrido carbónico) con una presión superior a 2,5 bares. Si la presión es inferior a ese límite, se denominan ‘‘vinos de aguja’’. Y en el caso de vinos en que el gas se añade y no lo ha generado de forma natural el propio vino, hablamos de ‘‘vinos gasificados’’.

Dentro de los vinos espumosos, existen diferentes denominaciones según sea su origen y características. Los más populares en España son el champagne (procedente de una zona muy concreta de Francia) y los cava (elaborados bajo la denominación de origen catalana cuyo centro es San Sadurni de Noya aunque incluye también algunas localidades fuera de Cataluña). Al principio, en el siglo XIX, los cava surgieron como una imitación del champagne, elaborado con sus copascavamismas variedades de uva, chardonnay y pinot noir. No obstante, la utilización de las tres variedades autóctonas, xarelo, parellada y macabeo, hizo que el cava fuera adquiriendo su propia personalidad. Actualmente, los cavas que mejor se comercializan fuera de España son los de las variedades catalanas, probablemente porque los consumidores prefieren vinos que tengan las características de su región de origen. Al fin y al cabo, quien quiere un vino de paladar francés, lo busca de regiones francesas. Sin embargo, aquí en España, sí funcionan los cavas que se elaboran exclusivamente con chardonnay y pinot noir, quizás porque esos cavas se asemejan muchísimo al champagne.

Pero no queda ahí la cosa:

Todos los cavas son vinos espumosos, pero no todos los espumosos que se elaboran en nuestro país son cavas.descorchebotellacava

En los últimos años, se han empezado a elaborar vinos espumosos en muchas otras zonas de España, en su mayor parte, orientados a la calidad. Algunos, han decidido entrar en la denominación de CAVA (ya hay cavas extremeños o valencianos, de Requena), pero otros (de Andalucía, Castilla la Mancha, Castilla y León, Baleares, Extremadura, Galicia y La Rioja), han preferido utilizar variedades de uva autóctona para sus propios espumosos, que es una de las mejores formas de diferenciarse.

Una particularidad de éstos últimos, es la aparición de la denominación de origen CUEVA para los vinos espumosos que desde los años 80, se producen en Villanueva de Alcardete (Toledo). Se trata de una marca colectiva (tiene varias bodegas adscritas) de calidad, utilizada para vinos espumosos de esa zona geográfica concreta y realizados mediante el método tradicional, a partir de variedades de uva específicas.cuevalogomejorLas varietales que incluye esta denominación son Moravia dulce o Crujidera (se conoce como brujidera en Villanueva de Alcardete), Airén, Pardillo, Verdejo, Moscatel de Grano Menudo, Moscatel de Alejandría, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Macabeo, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Petit Verdot, Riesling, Viognier, Syrah y Merlot.

Vinos de garaje ha visitado la bodega de Jesús Recuero, que es la cuarta generación de bodegueros de la familia Recuero y quien impulsó la creación de esta denominación de origen alcardeteña: CUEVA. Y por supuesto, hemos catado sus espumosos para contársoslo: Often Sigilo (4 años de crianza y precio por debajo de 15 eur) y Jesús Recuero Reserva de Familia (8 años de crianza y precio inferior a 40 eur). ¿Y sabeis qué nos han parecido? Pues nos han resultado realmente interesantes:

▪ Burbuja fina y persistente sobre tonos dorados
▪ Aromas frescos y afrutados con gran personalidad e intensidad.
▪ En boca son equilibrados, con estructura, cremosos y muy redondos

Con sinceridad: hacía tiempo que no nos sorprendía un espumoso, y estos lo han hecho, principalmente el Often Sigilo.

No nos extraña que los vinos espumosos de Villanueva de Alcardete tengan cada vez más presencia en tiendas especializadas y gourmet. Para unos vinos de esta calidad y elaboración tradicional y respetuosa, es fácil encontrar un hueco en el mercado. De hecho, su reconocimiento no procede sólo del consumidor sino también de la crítica especializada, pues ya han sido premiados en importantes concursos de cata a nivel nacional e internacional. Otro aspecto de interés es su apuesta por la producción ecológica, ya que la mayoría de los CUEVA son ecológicos.

Y si te interesan los ecológicos, además de los espumosos alcardeteños, te proponemos probar algo aún más natural. También en Toledo, en la localidad del Toboso, la bodega Lagar Quixote produce un espumoso de uva airén, mediante el método ancestral, mucho más que ecológico, absolutamente natural, como su nombre indica: Aire Natural. No utiliza ningún aditivo químico ni en el cultivo ni en la elaboración. Es de los pocos que encontrarás en el mercado que sólo contiene uva, Y NADA MÁS.image

Está claro que estamos de enhorabuena pues la oferta de espumosos para maridar cada vez con más platos, y brindar en tus celebraciones, no para de crecer en nuestro país y de enriquecerse.

Sorpréndete y sorprende estas navidades, con una de estas nuevas referencias de espumosos, que estamos seguros que no te defraudarán.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *