THE TURNING POINT. Capítulo 4

Historia de una cata serpentina entre mujeres

Cap. 4 El punto decisivo

Ya llevamos tres capítulos de esta historia novelada. En anteriores entregas: El vino ya está servido, las primeras catas se han hecho. ¿Qué va a pasar en este capítulo ?

sumillerEl sumiller de todos los sumilleres, como alguna vez ha soñado ser Ramiro, toma las fichas y canta el resultado. Los anteriores aplausos del público se han transformado ahora  en entusiasmo general. La aparente sencillez con que las hábiles catadoras averiguan las notas de los vinos parece cosa mágica. O simplemente  son una muestra del talento innato que nunca alcanzará a los asistentes….

vinoblancodecantado_20pcRamiro pide calma mientras comienza a destapar la tercera botella. Se trata de un blanco poderoso a pesar de que el recipiente que lo contiene no alcanza el medio litro de capacidad. Otra de las ocurrencias  de Ramiro, que hace siempre  lo que quiere. Apenas tiene para dos copas-piensa-, pero será suficiente.  Los contendientes elevan el líquido hacia su universo olfativo, luego lo agitan suavemente para, enseguida, llevarlo a sus labios. El silencio  es total. Olfato Decisivo 2 sabe de inmediato que es un vino alemán, varietal de casta Riesling. Sur-Sur, sin perder la sonrisa, comienza a destacar en su mente el carácter mineral del vino y su alta expresión varietal, por supuesto de la uva citada y cultivada, con seguridad en las laderas del Rin…

Hace ya doce años  que Ramiro dejó plantada a Carmela Rubio, cuando se enteró de que estaba embarazada y una vez logrado casi todo de ella, su dedicación, su ayuda constante, su dinero…. fue por otra mujer o por cobardía, como casi siempre pasa. Ahora ya no la necesitaba, había conseguido lo que quería, ser un afamado sumiller en la ciudad más moderna e innovadora del momento, Barcelona, y solo quería libertad, libertad  y algo de suerte para llegar a la cima… ….Azucena comprueba con satisfacción la ausencia de Atanasio, el traidor,  cuando mira de soslayo a la mesa del Flaco, en animada conversación con sus colegas. La Banda de las Picas, circunspectas pero elegantes siempre, animan a Sur-Sur. Todo está como al principio, o al menos eso parece….

20110718johannisbergerrieslingOlfato Decisivo 2 ha anotado en su ficha los datos de la tercera cata. Un vino, enorme y riquísimo, sin duda un Schloss Johannisberg, Goldlack Trocken  Beerenauslese de al menos diez o doce años.. Conocía la gran calidad de este soberbio blanco seco y ha decidido beberlo en compañía del Flaco y sus amigos, una tarde cualquiera, para disfrutar de su plenitud y, de paso, echar unas risas, que ya toca. Es claro que esta mujer se va animando a medida que avanza la cata…Sur-Sur  de manera inusual tarda demasiado en anotar su ficha. Algo pasa…Entonces vuelve a catar el vino y escribe: Schloss Johannisberg, Goldlack Trocken  Beerenauslese, Riesling, 2003. Fantástico. Luego contaría a sus amigas de la Banda de las Picas que dudó en calificar el año, pues otro vino casi igual le refería a 2001. Ramiro, desde su ennoblecida  posición de capitán del lance  da cuenta de estas anécdotas ilustradas lo que hace las delicias del respetable que nuevamente aplaude, rendido, ante las dos rivales. Ramiro anuncia que el próximo vino a catar será ya un tinto y que a continuación tendrá lugar un pequeño descanso de media hora para que las concursantes y el público puedan tomar el aire y relajarse, porque después vendrá lo más difícil e interesante de la cata.

slide-hall1440El Flaco ha salido del local a liarse un cigarro con Silvia y Estrella, la gótica. La Banda de las Picas con su presidenta Alberta de la Roza y varias catadoras, entre las que destaca por su juventud, Azucena Rubio,  han hecho lo mismo y coinciden en el enorme pórtico del palacio donde se está celebrando la cata. Saludos corteses entre ambos grupos. Esperanza Santos, pupila de las Picas,  lleva en la mano una tablet y enseña a sus amigas los vinos que se han ido catando en una improvisada mini conferencia enodigital. El Flaco observa ese afán y sonríe dando una profunda y analógica “calada” a su pitillo. En la ciudad, en una habitación del Hotel Central, habitación pagada, Atanasio está terminando de escribir una nota dirigida a Ramiro Blanco, sumiller de sumilleres y maestro de la cata que se está celebrando ahora con motivo del Concurso la Nariz de Otoño. Para entregar en mano en el momento decisivo- The Turning Point- que tendrá lugar en el instante previo a la comunicación del resultado final de la prueba.

(continuará…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *