Rompiendo tópicos femeninos

En pocos días celebraremos el día de la madre y por ese motivo, hemos querido ahondar en las preferencias femeninas de vinos.

Sobre gustos, no hay nada escrito. Esa es una gran verdad que también aplica al mundo del vino. Tradicionalmente, se han asociado las preferencias vinícolas femeninas a los vinos más dulzones o efervescentes pero si consultamos las encuestas, resulta que ellas los prefieren tintos. Es cierto que las mujeres tenemGirls toasting with wine outdoors during happy houros fama de paladar delicado y suelen gustarnos los sabores más suaves. Tengo una amiga muy aficionada a los buenos vinos, que cuando prueba alguno con intensidad muy marcada o alcohólica dice que para disfrutar de ese vino “hay que tener pelo en el pecho”.

Sí, hay que reconocer que en general, nuestro paladar no suele apuntar como favoritas las bebidas más fuertes (como el aguardiente, tequila, ron, vodka, etc) pero no es el caso del vino. Muy al contrario: se ha demostrado que el olfato y paladar femeninos son especialmente buenos para apreciar las características enológicas. Una prueba de ello son las estupendas mujeres sumilleres que cada año van surgiendo.

Y de hecho, las principales conclusiones de las encuestas realizadas a mujeres en los últimos años sobre el consumo de vino, desmontan claramente los mitos para los que aún creen que hay “vinos femeninos” y “vinos masculinos”. Estas son algunas de esas conclusiones:

  • La mujer española prefiere el vino tinto de forma muy mayoritaria. En bastante menor medida, se decanta por el blanco o el espumoso, y de forma aún más reducida, casi residual, por el rosado o el vino dulce.
  • Las mujeres conocen cada vez más y mejor este producto. En datos absolutos, el 39% de los compradores de vino, son mujeres (según encuesta de la OEMV) pero cuando es la mujer la que bebe vino (en lugar o además del hombre) participa mucho más de la compra de vino y los porcentajes de quién compra se invierten. De hecho, desde vinosdegaraje.com, podemos confirmar que el 62% de nuestros compradores de vino, son mujeres y son también quienes más consultas realizan.
  • En cuanto a la frecuencia de consumo: casi 2 tercios lo consume entre una y dos veces por semana frente a un tercio, que lo hace diariamente, y un 10% esporádicamente.

El vino es una bebida alcohólica, que tomada con moderación y sin excesos químicos, tiene efectos muy saludables. A menudo se abren foros de discusión sobre si debería tratarse como alimento y no como bebida alcohólica. Un vino, bien elegido, es una excelente compañía para cualquier comida y puede convertirla en una experiencia mucho más completa y festiva. Le aporta un toque romántico, evocador, que no tiene ningún otro alimento o bebida. Por eso nos parece el regalo perfecto para cualquier celebración y más aún, si incluye una comida, como suele ser el caso del día de la madre, donde todos pueden disfrutarlo y comentarlo.

Para terminar, te sugerimos los vinos tintos, artesanales y de cuidada elaboración, de la selección de vinos de garaje. Ya sabes que son ediciones muy limitadas, que además sientan fenomenal: selección de tintos de vinos de garaje. Entre ellos, los que lideran las compras femeninas, son #Garagewine cencibel, Magnolia Garnacha, Admiración Selección especial y Oretano.

Y si te interesan los blancos, aquí tienes los que más nos compran ellas: Iduna 2010, Often Sigilo, Ilusión de Charcón (gewürztraminer) y Viña Alondra.

Principales fuentes: Encuesta a mujeres de AMAVI (Mayo-2016), “Vender Vino a las mujeres” de Observatorio Español del Mercado del Vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *